Ejea de los Caballeros-Zaragoza. 976 671 767.

Rutas

Ruta Bardenas Reales

pdf-icon MÁS INFO

El Parque Natural de las Bardenas Reales es un paisaje pseudoestepario esculpido a lo largo de millones de años a causa de la erosión. Situado a poco más de 70 km. de los Pirineos, y muy cerca de la capital de la Ribera, Tudela, se divide en tres zonas que, de norte a sur, son: el Plano, tierra de cultivo caracterizada por las elevaciones más suaves; la Bardena Blanca, la más fotografiada y visitada donde se encuentran las principales formaciones Castildetierra y Pisquerra. También en esta zona, definida por cabezos erosionados, barrancos secos y aspecto estepario, existe un Polígono de Tiro que explica el vuelo de aviones militares; y la Bardena Negra, donde el terreno se oscurece dando paso a los únicos bosques de pino carrasco de la zona acompañados de matorral. 

Existen diversos accesos al parque -algunos sólo autorizados para bicicletas- pero las rutas más frecuentes para vehículos motorizados son dos: por el norte, tomando la pista de tierra que sale desde la carretera de Carcastillo-Figarol (el Paso) y que llega a la pista también de tierra que bordea el polígono de tiro (22 km), y por el oeste, a través de la pista asfaltada que parte desde la gasolinera de la salida de Arguedas, y que llega a la pista que circunda el polígono.

Una vez en el parque, excepcionales miradores muestran las diferencias de unas zonas a otras. Desde el Alto de Aguilaresse obtiene la más completa panorámica de la Bardena Blanca. El Balcón de Pilatos es un excepcional observatorio de aves. Puntos elevados que muestran la riqueza de este territorio en el que se esconden tres reservas naturales: el Vedado de Eguaras, un oasis al norte del parque que conserva las ruinas del castillo de Peñaflor; el Rincón del Bu en la Bardena Blanca (460 hectáreas) en cuyos cortados se cría el búho real; y las Caídas de la Negra en la Bardena Negra, (1.926 hectáreas) cuyo nombre hace referencia a los cortados de hasta 270 metros de desnivel.

Sendaviva Parque de aventura y diversión

pdf-icon MÁS INFO

Web: www.sendaviva.com

El Parque de Aventura y Diversión Sendaviva está situado en la Ribera navarra, 80 kilómetros al sur de Pamplona, y se encuentra próximo al Parque Natural de las Bardenas Reales, declaradas Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Con sus 120 hectáreas de extensión, Senda Viva es el mayor parque de ocio familiar de la península.

En él podrás disfrutar de más de una treintena de atracciones dirigidas a todos los públicos, entre las que destacan un Tubing recto, el mayor de Europa, en el que con la ayuda de un flotador gigante el visitante se deslizará por una ladera a través de un recorrido de 300 metros y 60 metros de desnivel; el Bobsleigh, una pista de descenso de trineos de un kilómetro de longitud, la Caída Libre, la Fórmula Viva, el Laberinto del Agua, o la Gran Tirolina, que con sus 650 metros es la mayor de Europa. Asimismo, cuenta en su oferta con espectáculos como la Exhibición de Vuelo de Aves Rapaces y el de Circo.
El recorrido por el parque está distribuido en cuatro áreas: “El Pueblo”, “La Feria”, “El “Bosque” y la “Granja”. Nada más acceder al recinto, se encontrará con “El Pueblo”, punto de partida del recorrido. En esta zona podrá disfrutar de una de las atracciones de Sendaviva: la Mansión Encantada, una casa del “terror” habitada por unos personajes un tanto “atípicos”… Además en este punto encontrará la “Tienda Viva”, el albergue, el establo de bueyes, el área de información, la consigna, las taquillas y los locales para el alquiler de sillas de niño y sillas de ruedas.

De camino hacia “La Feria”, por la Senda Ganadera, pueden contemplar especies como los bueyes, la oveja latxa, las vacas de raza pirenaica o los caballos de Burguete. Ya en “La Feria”, los más pequeños de la familia no dejarán de reírse con las travesuras de los monos capuchinos o se quedarán boquiabiertos con la majestuosidad de los jaguares. En este rincón del parque podrá disfrutar con toda la familia de multitud de atracciones como el Tiovivo, los Espejos de la Risa, el Laberinto Acuático, los Potrillos, las Bumpers del Lago, la Batalla Acuática o el Circo climatizado. Para darse un respiro nada mejor que acercarse hasta a la Brasería de la Feria o a la Terraza del Lago.

Sierra de Santo Domingo Las Bardenas Embalses

pdf-icon MÁS INFO

La Comarca de las Cinco Villas, por su situación geográfica entre el Prepirineo y el Valle del Ebro, con influencia climática
atlántica y mediterránea, es un espacio con una alta biodiversidad. Este rico medio natural se conserva apenas alterado,
y cuenta por ello con grandes posibilidades de revalorización, lo que supone para la Comarca un gran potencial turístico.
Actividades como el senderismo, el cicloturismo, las escuelas de naturaleza, etc., pueden servir para recorrer sus innumera innumerables parajes y observar su rica flora y fauna: desde el prepirineo recorriendo la Val de Onsella y la Sierra de Santo Domingo; la bles Bardena Negra, y los humedales que se encuentran por toda la comarca.
Algunos de los principales recursos naturales de la Comarca son: – La Sierra de Santo Domingo – La Bardena – Embalses y humedales Otros Espacios Naturales de Interés:
Los Montes de Castejón – Los Montes de Luesia y Pozo Pigalo – Los Montes de Farasdues y La Marcuera – Los Agualares – Barranco de Cervera y Pozo de Zarrampullo en el Frago.

Este espacio, incluido en la Red Natura 2000, es una cordillera rocosa que se extiende paralela a los Pirineos. Rodeada
de abundante vegetación, es un enclave natural de gran belleza. Desde este paisaje rocoso y abrupto, donde nidifican las
grandes aves rapaces, se obtienen excelentes y singulares panorámicas, de todo el Pirineo y desde el Valle del Ebro hasta
el Moncayo.

Ruta del Batallador

pdf-icon MÁS INFO

Ejea de los Caballeros. Para visitar el casco antiguo y monumentos de la localidad. Además de las iglesias-fortaleza románicas de El Salvador y de Santa María de la Corona, mención especial merece en esta ruta la iglesia de la Virgen de la Oliva en la que, junto al altar, se encuentra un gran lienzo dedicado a la batalla de Luchán en la que Alfonso I el Batallador conquistó definitivamente la villa a los musulmanes. En la iglesia-fortaleza del Salvador también podemos ver en la capilla de las Tres Avemarías un pequeño lienzo dedicado al mismo acontecimiento.

Castejón de Valdejasa. Por la carretera vemos el castillo de Sora. Antes de llegar al municipio y tomando un camino rural descubrimos sobre el monte Guarizo, dominando la extensa llanura, el importante castillo de Sora. Data del s. XIII y restaurado en el s. XVI. Cabe destacar que ya se tiene referencia de la existencia de esta edificación, en la reconquista de los árabes de la ciudad de Zaragoza en el año 1181, durante la cual, el rey Alfonso I el Batallador pasó por el castillo de Sora.

El terreno donde se asienta el castillo es de propiedad particular y el acceso está restringido por la peligrosidad que supone debido a su estado de abandono. Aún así contemplar su silueta en la distancia nos sobrecogerá. Esta edificación pone punto y final a esta ruta del Batallador, el personaje que tantas hazañas vivió y batallas libró en tierras cincovillesas. 

Ruta de los Castillos

pdf-icon MÁS INFO

Castiliscar goza también de un urbanismo que conserva la traza medieval y el caserío antiguo y característico de los pueblos de zona. La arquitectura militar toma forma en el Castillo de Liscare y los restos de la muralla. Fue un importante enclave en la defensa que separaba las montañas de Sos y Uncastillo, por lo que el castillo de Liscare era un importante punto defensivo contra el ataque de los musulmanes.
Sos del Rey Católico, localidad conocida por ser el lugar de nacimiento de Fernando el Católico. Gran parte de estas callejuelas conducen hasta el castillo, a la vez que recorren rincones de admirable belleza y relevancia artística. Sos fue uno de los lugares fortificados más importantes de Cinco Villas durante los ss. X y XI como atestiguan sus abundantes casas solariegas. Su espléndido asentamiento sobre un elevado espolón, estribación de la sierra de la Peña, convierte a toda la villa en una auténtica fortaleza natural. El castillo se sitúa en uno de los dos promontorios de la localidad, el septentrional, en la llamada Peña Feliciana, con visibilidad hasta las montañas pirenaicas y la navarra Sangüesa.

El castillo es un recinto amurallado de planta irregular y pequeñas dimensiones, en el centro del cual se yergue la esbelta Torre del Homenaje, de planta cuadrada. Las murallas, construidas posteriormente, rodean la villa confundiéndose con las casas que se adosan a ella. La pieza principal es la torre de la fuente Alta o de la Reina. Otras torres-puerta importantes son las de Jaca, Nador, Zaragoza, Mudo, Uncastillo y Bueno.
Navardún. Antes de llegar al municipio, divisamos sobre un espolón rocoso, la Torre Dojón que junto con la de Biel son las más grandes de la comarca, y también las más espectaculares. El castillo de Navardún data de los ss. XIV-XV, y desde su estratégica ubicación domina la villa del mismo nombre.
Ruesta. Terminaremos nuestra ruta en la población de Ruesta, situada a orillas del pantano de Yesa, en plena naturaleza. El castillo que conserva está ubicado en el punto más alto del municipio y data de los ss. XI-X11; actualmente sus dos imponentes torres dominan el pantano que se extiende a sus pies, punto en el que finaliza esta ruta de castillos que a buen seguro no dejará a nadie indiferente.

Ruta las Juderías

pdf-icon MÁS INFO

Uncastillo. Centra ahora nuestra atención. Esta población conserva intacta su judería, que en un principio se ubicó en los alrededores de la peña Ayllón, asentamiento originario del castillo. Con el paso del tiempo, la población judía fue descendiendo por las callejuelas hasta asentarse y vertebrarse a través de calle Barrionuevo, quedando delimitado así mediante portales que se cerraban por la noche, o también durante el día en caso de peligro.

Paseando por las calles que configuran esta aljama no podemos pasar por alto un detalle curioso: la hendidura que hay tallada en la mayoría de las jambas de las puertas, espacio reservado para colocar el mezuzah que contenía el texto versificado de la semah; actualmente, en muchos edificios, vemos que ha sido sustituido por cruces.
El cementerio se encontraba a extramuros, sin que el cortejo fúnebre atravesara el barrio cristiano. Para ver los restos que quedan de este espacio de reposo, debemos atravesar el puente de Barrionuevo y llegar hasta el complejo deportivo del municipio.

Sos del Rey Católico. El barrio judío de Sos es, en la actualidad, el Barrio Nuevo. Ubicado tras el Palacio de la Sada, está integrado por una treintena de casas situadas en una zona alta de la villa que se mantienen prácticamente intactas, distribuidas en torno a la conocida plaza de la sartén y las calles Coliseo, Mentidero y La Luna. La ruta sefarad por la comarca de Cinco Villas concluye en esta localidad, después de haber recorrido una parte más de nuestra rica historia.

Ruta Pintoresca

pdf-icon MÁS INFO

Desde aquí nos dirigimos hacia la Val d’Onsella, llamada así por la existencia de osos en pasadas épocas.

Isuerre está situada sobre un montículo, conserva con un cuidado especial el encanto de sus calles y sus casas. Destaca en la plaza mayor su iglesia parroquial que sirve a la vez de atalaya sobre el valle que forma el río Onsella. Las setas también adquieren gran importancia en este municipio por lo que se ha creado un centro de interpretación sobre la micología.

Lobera de Onsella, pequeño municipio rodeado de un paisaje placentero con casas de piedra. Este marco incomparable invita al viajero a pasear por su casco urbano y contemplar sus bellos rincones. Posteriormente nos dirigimos a Longás para visitar la rallas de Santo Domingo, lugar de nacimiento del río Onsella. Las casas solariegas y el urbanismo medieval, sumadas a los encantos del entorno de esta localidad situada en el corazón de la sierra de Santo Domingo, sumergen al viajero en una interesante serenidad.

Undués de Lerda, es el único paso del Camino de Santiago que tenemos en tierras cincovillesas, así que no es raro ver a peregrinos descansar con sus mochilas en las calles empedradas de este bonito pueblo y que todavía conserva sus grandes casonas que reflejan el pasado esplendoroso que tuvo.

Bagüés, situado en lo alto del Valle de Pintanos encontramos estas dos localidades Undués Pintano y Pintano, donde destacamos la iglesia de Ntra. Sñra. de la Purificación que alberga en su interior ocho retablos de los ss. XVII y XVIII, dignos de ser visitados por los amantes de la pintura. El pequeño pueblo de Bagüés es un espacio de visita obligada, situado en plena naturaleza se ha convertido en el punto de salida de interesantes excursiones que conducen al visitante hasta la sierra de Santo Domingo, la peña de Oroel, Sos del Rey Católico, el pantano de Yesa… A destacar, la iglesia de San Julián y Basilea de finales del siglo XI, y de estilo románico lombardo, sin duda una de las manifestaciones más importantes del románico en la comarca. Las impresionantes pinturas murales románicas que tenía en sus paredes, se pueden visitar actualmente en el Museo Diocesano de Jaca.

Ruta del Románico

pdf-icon MÁS INFO

Un castillo. La antigua Unum Castrum alberga en su municipio seis iglesias románicas, uno de los mejores patrimonios románicos de España, integrado por la iglesia parroquial de Santa María (s. XII), que cuenta con una magnífica portada sur, con escultura románica del maestro de Uncastillo y un claustro del s .XVI, y llegó a ser concatedral de Pamplona; la iglesia de San Martín de Tours (s .XII y reformada en el s. XVI), donde actualmente se encuentra ubicado el centro de interpretación de arte religioso del prepirineo, que ofrece una variada muestra de interesantes obras de arte medieval, renacentista y barroco procedentes de Uncastillo y de otras localidades del prepirineo. La iglesia de San Juan (s. XII) se construyó sobre el cementerio de los ss. IX y X, y en su interior guarda unas notables pinturas románicas, de las más destacadas de Aragón; la iglesia de San Felices (s.XII); la iglesia de San Miguel (s. XII), y, finalmente, la iglesia de San Lorenzo (s. XII), una iglesia templaria en ruinas.

Biota. Conserva un castillo y el Palacio de los condes de Aranda, de influencia riojana. Su patrimonio arquitectónico religioso está integrado por la iglesia románica de San Miguel Arcángel, del s. XII. Cuenta con unas impresionantes esculturas románicas en dos portadas, obra escultórica que fue llevada a cabo por el maestro Agüero. Son precisamente estas portadas, uno de los elementos más destacados de la iglesia, que posee una nave rectangular cubierta por bóveda de cañón apuntado, apoyada en fajones, que a su vez lo hacen en pilastras. En la portada occidental vemos un extraordinario tímpano que representa la Epifanía. La portada meridional presenta un espectacular tímpano, que representa a San Miguel con una balanza pesando las almas de los difuntos, rodeado por ángeles y demonios, para llevarlas al cielo o al infierno.

Sos del Rey Católico. Punto final de esta ruta por el románico. Su casco urbano es un interesante compendio de calles y monumentos medievales en los que conviven distintos estilos arquitectónicos, principalmente románico y gótico. En un itinerario por esta población no podemos pasar por alto la iglesia parroquial de San Esteban (s. XII), en cuyo interior se guarda la cripta de la Virgen del Perdón (s. XI); y un testimonio artístico destacado, con pinturas murales de estilo gótico primitivo en la cripta, es la portada de la iglesia, gran obra escultórica del final del románico. De visita obligada es también la iglesia de San Martín de Tours, con pinturas murales góticas en el ábside, y con la capilla privada del palacio de la familia Sada.

5 Villas

pdf-icon MÁS INFO

Una buena opción para conocer la comarca de Cinco Villas y a su gente es a través de sus tradiciones y fiestas que, a lo largo del año, tienen lugar en la zona. La oferta es interesante y variada, ya que con el paso del tiempo se ha sumado a las tradicionales romerías y festejos, festivales y acontecimientos lúdicos actuales.

Bailes, danzas, verbenas, charangas, ferias, muestras de artesanía y festivales dibujan un calendario lúdico festivo cargado de interés cultural.
Una buena excusa para conocer la comarca es a través de su gastronomía. Podemos llevarnos los contrastes de esta tierra, al paladar, en numerosos restaurantes que se encuentran distribuidos a lo largo de Cinco Villas.
La oferta es de gran calidad, ya que la mayoría de ellos han respetado el proceso de elaboración artesanal, lo que propicia que sigan teniendo ese sabor original y tan especial.
El viajero encontrará aquí el espacio ideal para instalar el campamento base y realizar unas vacaciones a la medida de sus deseos, pudiéndose alojar en establecimientos de todo tipo, desde hoteles hasta albergues, pasando por hostales, camping, casas rurales… una oferta tan rica y variada como la zona que lo ofrece.

Los contrastes de la tierra aragonesa se muestran con todo su esplendor en esta comarca. La fuerza de la naturaleza configura aquí unos parajes bellos e insospechados dibujados por llanuras, valles, ríos y bosques. Esta diversidad paisajística se debe a las diferencias de altitud de la sierra de Santo Domingo; un escenario natural ideal para la práctica de infinidad de deportes, comenzando por los acuáticos en el embalse de Yesa, lugar óptimo para la vela, windsurf, remo, piragüismo, esquí acuático… Los aficionados a la pesca encontrarán aquí un pequeño paraíso.
Preciosas excursiones por diferentes senderos. La BTT o los paseos a caballo permiten disfrutar al viajero de rincones llenos de historia y encanto. Los amantes de la fotografía podrán capturar con su cámara la variada flora y fauna que se encuentra inmersa en un paisaje de características singulares.